Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Hetero

LAS HIJAS DE MI EXPATRON

 

Yo no creía que las niñas fueran muy calientes o arrechas desde chiquitas, pero veo que sí. es más, pensé que eran tal vez figuraciones mías de que sus padres las pervirtieran al comprarle ropa demasiado sexy como blusas escotadas y micro faldas, incluso darme cuenta que en realidad me provocaban cuando una de ellas me enseño que traía una tanga puesta.

 

Hace doce años estuve trabajando con un político de chofer de sus 2 hijas, en ese entonces tenían las niñas 10 y 12 años e iban a colegio de paga. Era encargado exclusivamente de ellas, llevarlas al colegio, irlas a traer, llevarlas a sus clases de ballet, gimnasia y natación. Eso sin contar las vueltas que tenía que dar cuando se les olvidaba alguna tarea en casa y tenía que regresar a dejárselas.

 

Cuando Natasha cumplió precisamente 10 años y que me trajeron como calzón de puta parriba y pabajo, por el festejo y organización de su fiesta, ya que venían sus amiguitas de la alta sociedad. Ya que estaba todo listo y todos los invitados, la "princesita" no bajaba aun, por lo que me mandaron a traerla a su recamara, subí y toque a su puerta, oyendo su voz de que pasara, entro y me encuentro a la señorita sin corpiño y con una diminuta tanga rosa bajito puesta. Por respeto di la espalda, pero ella me jalo a su cama para que le ayudara a elegir que vestido ponerse de entre seis que tenía. Natasha se paseaba frente a mí como si nada, incluso en varias ocasiones se puso en 4 sobre la cama, mostrándome su culito. Apenas le dije el que me gustaba y ese se puso, después de que termine por ayudarle a ponérselo, asiéndome sufrir por lo arrecho que me había puesto ella.

Se llevó a cabo la fiesta, sus padres se fueron a una reunión temprano, por lo que me tuve que encargar de cuidarla, ya que para eso me pagaban (eso decía el patrón) así la demás familia tenía libertad.

 

ya como a las 11 de la noche en que se habían ido todos, la "princesita" quiso que la llevara cargando a su recamara (lo bueno que era delgada y de muy bonito cuerpo) así lo hice, ya ahí, quiso que le ayudara a cambiarse y ponerse la pijama, le ayude a quitarse el vestido, en eso se quita también la tanga y se queda totalmente desnuda frente a mí, se tumba sobre la cama boca arriba y me ordeno que le pusiera el pantalón de la pijama, la vestí rápido y salí así, directo al baño a darle un jalón de pescuezo al ganso, hasta que salió la última gota de mi avena. Hasta ahí con esa niña por ese día.

 

En otra ocasión ahí en la casa y que no estaba Natasha, Valery la de 12, hiso una fiesta con sus "amigos" del colegio, puro puto lacroso disfrazado de gente de la alta. Como no había nadie de los patrones y como había pedido "permiso" la niña Valery de hacer un convivio, me dejaron a cargo. Entre vuelta y vuelta en la que me traían, me di cuenta cerca las 12pm que la "niña" estaba fumando mariguana y tomando licor con un cabrón ya como de 18 que la tenía en sus piernas semidesnuda solo porque traía la tanga aun puesta y una blusa sin corpiño blanca. El cabrón le tenía metidas las manos entres sus nalgas. La niña estaba bien cruzada y se dejaba hacer sin decir nada, así que decidí quitársela al cabrón ese y aprovechando que ya había pocos invitados, di por terminado el "convivio" y corrí a todos.

 

Subí a su recamara a la "niña" Valery, la termine por desnudar y la metí a bañar, ya que apestaba a licor y mariguana, la seque y la lleve a su cama, ahí la tendí, me arreche bastante verla así desnuda y a mi disposición, me cegué por completo y comencé a besarle los pechitos ya gorditos, baje mis manos a su vaginita que tenía ya unos pelitos rubios, le separe las piernas y se la acaricie. Yo estaba bien arrecho, entonces me levante, me baje el pantalón y me acomode entre sus piernas, le centre el tolete en su vaginita y se lo talle empujándoselo un poco, le entro la cabeza y después de uno más fuerte se lo metí casi todo, apretaba bien rico, pero ya no era "niña" ya se la había comido antes. Se la metí y saque con fuerza una y otra vez, luego se la metí por su agujerito de atrás, ahí si respingo un poco, parecía que por ahí aun no la probaba. Se lo hice con fuerza hasta que se lo llene todo de mi avena. Se lo saque, me bañe ahí en su recamara y luego me fui a mi cuarto.

 

Los patrones llegaron al día siguiente, la "niña" Valery no dijo nada, actuaba normal, solo que su actitud cambio conmigo, ahora se me arrimaba más.

Natasha me siguió provocando, hasta que decidí comérmela primero unos días antes de sus 11.

Eso fue lo que paso con las hijas de mi ex patrón.

Datos del Relato
  • Autor: PEDROVL76
  • Código: 45236
  • Fecha: 26-08-2017
  • Categoría: Hetero
  • Media: 10
  • Votos: 3
  • Envios: 0
  • Lecturas: 6047
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.238.116.201

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 38.094
»Autores Activos: 2.231
»Total Comentarios: 11.859
»Total Votos: 511.861
»Total Envios 21.926
»Total Lecturas 101.643.898