Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Fantasías

El vendedor que llega a mi casa

Habíamos tenido una sesión de fotos y culiadas con mi marido la noche anterior. Mi marido se va a una junta y le hago el desayuno pero cundo se está vistiendo, saca de su bolcillo un sobre de perico y le dije: déjamelo, tu va a trabajar y yo a recuperarme de la cruda… OK te lo dejo pero no sigas bebiendo, porque a lo mejor me llega alguien a ver par el negocio y tienes que atenderlo, báñate y te arreglas y quedas como mi secretaria, sin leche en el culo jaja.
Nos reimos y cuando quedo sola, decido meterme al baño y lavarme bien el culo y la panocha y uso pasta de dientes doble para a no oler a semen. Estoy vestida solo con una camisa de mi marido que me cubría solo la mitad de las nalgas, me meto un pericazo y decido lavrame y ponerme un vestido de verano sencillo, sin calzones y sin bra, porque a veces llegaba mi marido con sus cuates a hablar y me ponía de mesera, que u café, que agua, un refresco y dije a lo mejro bien pronto.
En eso estaba pensando y me llama nuestro amigo de Conaculta y empieza a decirme lo ica que soy, que quiere volver a meterme la verga en mi culo, que si está mi marido, le digo que no y me dice que tiene su verga en la mano y que si lo espero se comienza a pajear, yo me rio y le dij¿go que no puede venir porque esto llena de leche de mi marido que cuando me bañe lo llamo.
Asi quedamos y decido mejor ducharme el culo, las tetas y la panocha y dejarme la camisa grande. Ya a seta hora estaba con la panocha bien mojada y el culo a mil esperándolo y abro una caguama que me tomo para bajar el perico.
Salgo del baño bien bañada y pajeada para no tener calenturas hasta qee llegue La verga anunciada, que como les dije antes, la tenía calada y probada.
En eso suena el timbre del depa y abro echa la madre, con la camisa a medio abotonar y sintiéndome muy rica después del baño… sorpresa: era un vendedor de artículos para el hogar… y me entero después que abro la puerta, con mi camisa a medio abotonar, y una chela en la mano.
Veo en la puerta a un señor de 50 años, güero, guapetón y me dice: Hola damita,, mr encontré con su esposo y me dijo que le hacía falta una olla express, así que si puedo pasar, se la muestro, no metardo ni 15 minutos porque veo que se está areglando para salir.
Me quedo muda al no ver a mi verga amigo y me habla de mi esposo, dije es una orden y debo atenderlo. Ya que chingados, me vió casi desnuda, pero bañada así que no tenía mas alternativa que atenderlo.
Le digo que pase a sentarse en el escritorio y me dice que mejor nos sentemos en la sala para mostrarme bien la mercancía. Sin pensarlo lo hago pasar y me siento en la sala y el se sienta frente a mi como cualquier vendedor exitoso para mostrarme lo que vende.
Una vez sentados, me olvido de la camisa y cruzo la pierna frente a él y veo como sus ojos se fijan en mi panocha y en mis tetas medio cubiertas.
Cuando me doy cuenta, y conociendo los hombres, le miro la entrepierna y noto una erección. Como saben soy una perra puta y caliente y ya empericada y tomada me vale sombrilla cuando noto que una verga se empieza a parar frente a mi, porque es gracias a mis encantos.
Al darme cuenta de lo excitado que lo ponía, le pedí que me mostrara la olla express y me hiciera una demostración, abriendo un poco el ángulo de mis pierna. El vendedor, sin quitarme la vista en mis encantos, saca la olla y me pide ir a la cocina para la demostración… pensé que es una cocina chica y que íbamos a estar muy juntos…
A dos pasos de la cocina, me paro abriendo más las piernas y le dije que adelante… el se coloca detrás de mi y me ´pide que abra el sitio donde la voy a guardar a ver si cabe…me rio y me agacho para abrir el horno y le pregunto si ahí cabe… y el muy cabrón calenturiento se me pone detrás y me hace abrir el horno para mirarlo… es el momento que confirmo que el cabrón ya tenía la verga parada cuando la siento en mis nalgas, al pegárseme para ver el horno…
Ya saben que cuando veo o siento una vergaparada, me pongo a mil… pero me acuerdo de mi verga de conaculta que me anunció visita así que me le apretó a su verga y le pido me deje hacer una llamada…
Voy por mi teléfono y me desabrocho otro botón de la blusa y marcverga: Hoal como anda tu verga, ya la tienes parada? El vendedor me mira y se pone rojo… le digo con que tranquilo, no es mi marido… Pero el pinche cabrón de conaculta me pregunta que entiende pero que solo le diga que si la verga que tengo al lado es mejor que la suya. Me rio y le digo al vendedor lo que me preguntan… Y veo que el cabrón del vendedor se saca la verga parada y me le muestra… cunado la veo me arrodillo a observarla ( mamarla) y le digo al otro pendejo, no sabes el tamaño y sabor de verga que tengo en la boca…
Aunque la verga del vendedor era más corta que la de mi amigo, era gruesa y negra igual que sus bolas, así que decidí metérmela en mi boca para calarla…ya que el cabrón al otro lado del teléfono, me pedía que la probara y se la midiera.Le pido permiso al vendedor para probarle la verga, a lo que me dice, que cuando quiera… Le digo a mi amigo que ya se la estoy chupando y compruebo que me gusta… me dice el cabrón que se la describa: mi vendedor se estaba viniendo porque tenía la llamada en altavoz… y me entra su lechazo en la garganta y me atoro y digo al guey del teléfono, que ya estaba probando su leche… me cortó la llamada y el vendedor y yo nos reímos.Pero le pregunté que onda es todo lo que tienes? Y me muestra el sobre de una pastilla de Cialis. Entendí lo que podía pasar.
A los 10 minutos me llama otra vez y le contesto que tengo la boca llena de leche, que hablamos más tarde. El vendedor me dice que en sus tiempos libres es masajista, que si quiero uno de cuerpo completo, a lo que respondí que inmediatamente.
Me hizo desfilar hacia el cuarto, despacio, yo me contoneaba y le mostraba el culo, el cabrón se fue desvistiendo mientras me seguía, y cuando llegamos a la cama, le agarro su verga y otra vez estaba parada.
Cuando veo que repite con su verga parada, me emocioné tanto que le pedí que me permitirá llamara a mi marido… yo pensé que se iba a agúitar, al contario, me enculó echándome saliva en mi culito y cuando sentí esa verga verga perforándome el culo, me olvidé de todo. Me terminó de culiar por donde quisimos, y me preguntó qué hora llegaba mi marido y le dije que no sabía y no importaba, así que en repuesta me mandó su verga dentro de mi culito., de un solo empujón.
Mientras se fumaba un cigarro y me decía que la pastilla Cialis, era repetidora dependiendo de la solicitud de la puta de turno, me sentí aludida y comencé de
nuevo a mamarle el culo, las bolas y la verga negra y gruesa que tenía a disposición. Le gustó mucho que le lamiera el ano y le metiera la lengua en el culo, ya que me dijo que era la primera vez que sentía una lengua dentro del culo.
La mamada de culo y el beso negro que le hice, fue suficiente para que me cogiera por donde quisiera. No calculé el tiempo y oigo que abren la puerta…
Era mi marido… y me encuentra enculada y gimiendo como un puta perra… se pone a tras de mi culiador y nos saluda, a mi me dio mucho gusto que me verme enculada y mi vendedor quiso moverse pero el cuerpo de mi marido lo impidió-
Mi maridó nos cachondeó a los dos con caricias y mi culivendedor, resíngó y se acomodó que éramos ya tres en la culiada.
Mi marido se desnuda en segundos y le pone su verga en el culo del vendedor.
Fue suficiente para que mi vendedor que me tenía enculda y me estaba hacer sintiendo el cielo en mi culo, se portara como vendedor. Y esa noche las dos me culiaron como yo quise , hasta dos vergas tuve dentro de mi culito v y mis cuate felices te detener una puta tan aguantadora, que les daba su panocha y su culo.
Lo que n0 se esperaban los cabrones, es que quise verlos cogiéndose entre ellos… Ya saben , no somos putos, no nos cocemos, pero yo dirigí la puta orgía para verlos encularse. Jaja
Les quiero decir que después de ese día, el vendedor nos visitaba una vez a la semana, pata cobrarnos… ahí me tienes, lista a pagarle y mi marido interesado en la fecha semanal de cobro para pagarle… para mamarle verga el piche puto. Recomiendo las pastillas que paran la verga de los hombres
No saben como me gusta y me excita ver dos hombres cogiendo enfrente de mí, así como a los hombres les gusta ver dos mujeres lamiéndose el culo y la vagina así nos gusta la expreccióin de sexo de las mujeres. Hoy todo se vale.

Datos del Relato
  • Categoría: Fantasías
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 143
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 24.382
»Autores Activos: 1.446
»Total Comentarios: 11.373
»Total Votos: 511.752
»Total Envios 22.240
»Total Lecturas 56.091.095