Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Varios

De vacaciones en Cuba 2

~~Cerca de la 9:00 PM sono el timbre de la habitacion, Miriam abrio la puerta, era Megan, esplendida, con un vestido casi transparente, ajustado a su cuerpo, a tras luz se le podia ver su ropa interior, blanca igual que el vestido, mi mujer la miro con cierto recelo y la invito a pasar. Megan se sento en el sofa de la habitacion, estaba justo en frente de mi. Le pregunte por su hermano y me dijo que habia salido a una disco cerca de la playa.
 Busque una botella de ron y empezamos a tomarnos unos tragos, el efecto de la bebida iba surtiendo efecto en aquel par de mujeres y como toda conversacion interesante terminamos hablando de sexo. Miriam empezo la conversacion preguntandole a Megan sobre sus relaciones anteriores, que cuantas habia tenido, que si le gustaba el sexo, etc. Y Megan respondio de una manera sorprendente:
 Acerca del sexo lo he probado todo, o mejor dicho, casi todo.
 ?Y que es lo que te falta? pregunte.
 Con una mujer o con una pareja.
 Estaba totalmente excitado al oir esas palabras, Miriam tambien la veia un poco incomoda, y discretamente empezo a tocarse sus pezones, por mi parte ya mi polla no cabia dentro de mis pantalones y me dirigi al baño. Senti pasos detras de mi, era Miriam, me acorralo en el baño y me dijo:
 ?Que tu crees de Megan?
 Creo que quiere que se la pasemos. ?Tienes algun inconveniente en eso?.
 No, no tengo ninguno, aunque creo que no me gustaria verte cogiendo con otra mujer.
 A mi si me gustaria verte cogiendo con otra mujer.
 Nos fuimos para la sala en silencio, y para sorpresa nuestra Megan se estaba acariciando sus tetas y al vernos trato de disimular, pero era demasiado tarde, yo le dije:
 Si quieres sigue en lo que estabas
 ?Es que?
 No te preocupes, hoy vas a seguir experimentando cosas nuevas.
 ?A que te refieres?
 Hoy mi mujer y tu van a tener sexo conmigo. ?No te gusta la idea?.
 Sin decir una palabra se acerco a Miriam y empezo a besarla con muchos deseos yo me sente en el sofa de la sala y saque mi verga, que para ese entonces estaba que se partia, al ver a aquel par de mujeres teniendo sexo no lo podia cree, se estaba cumpliendo el sueño de mi vida, mi mujer cogiendo con otra mujer.
 Poco a poco se fueron quitando la ropa, hasta quedarse como Dios las trajo al mundo, dos cuerpos perfectos justo enfrente de mi. No podia aguantar mas, empece a correrme, y ella lo notaron, dejaron de acariciarse y las dos empezaron a chuparme el pene, una vista increible, dos bocas para un solo pene, se entrelazaban las lenguas y se daban besos con mucha hambre de sexo, no tardo nada en que mi verga tuviese su tamaño apropiado para cogerme a aquel par de putas. Mi mujer se tendio en el piso y me dijo:
 Ven, cogeme mientras esta putica nos mira.
 No me demore en empezar a comerme su sexo, el cual tiene un saber excelente, Megan me ayudaba, con mi mujer, le pasaba la lengua por todo su cuerpo hasta que Miriam me pidio que le metiera mi polla. Ella estaba tendida boca arriba en el suelo, tenia sus piernas bien abiertas y la penetre con fuerza, estaba muy mojada, por lo que no le molesto para nada mi miembro en su interior, mis movimientos eran fuertes y ella gritaba como una loca, Megan le tapaba la boca con besos hasta que se corrio tan fuerte como nunca la habia visto, se retorcia con cada espasmo y le mordia los pezones a Megan. Megan se me acerco al oido y me dijo:
 Ven cabron, cogeme ahora, pero esta vez no sera por el culo, esta vez sera por mi coño, que esta muy caliente esperando por ti.
 Me empujo contra la pared y se me subio encima, yo la cargue y le meti mi polla hasta el final, entonces comenzo una cabalgadura sobre mi, que duro aproximadamente cinco minutos, ella tuvo 2 orgasmos en tan poco tiempo y me dijo:
 Es solo el comienzo, acuerdate que me prometiste toda una noche de lujuria.
 Yo no pensaba mas en eso, solo pensaba en lo bien que la estaba pasando con ese par de mujeres. En un momento la baje de donde estaba y me dijo:
 ?Que haces?.
 Le cerre la boca con un beso y las lleve a las dos hasta la cama. En el borde de la cama las puse a las dos, con sus culitos levantados y empece a decidir cual de los dos iba a ser el afortunado. A mi mujer nunca le habian dado por el culo, ella siempre me decia que no creia que fuera a sentir placer con eso, muy por el contrario, iba a tener mucho dolor si se la metia por alli, por lo que decidi empezar con Megan para que viera a una profesional en accion. Empece a lamerle todo su culo mientras que se besaban y se acariciaban mutuamente. Megan tenia un culo impresionante, su hueco era bastante ancho, lo que demostraba lo mucho que habia cogido por su culo, Miriam dejo de acariciar a Megan y me cogio la polla, empezo a darme una mamada de campeonato. Mi polla estaba totalmente mojada, al igual que el culo de Megan, mi mujer me la cogio y la apreto contra el culo de mi sometida, la cual en lugar de retroceder hizo el intento de colocar aquel inmenso pedazo de carne en su gran culo. Mi pene no se hizo esperar, y rapidamente entro como si se tratara de su boca.
 Ese culo ya lo habia probado y sabia lo que podia dar, la embestia con fuerza y ella parecia que no le bastaba con lo que tenia. Miriam mientras tanto le mamaba su concha a la vez que yo le cogia el culo. Miriam empezo a excitarse de sobremanera y no aguanto mas, y me dijo:
 Ven aqui, cogeme el mio.
 Ese tambien era un momento que yo deseaba, cogerle el culo a mi mujer, pero le dije:
 Esperate un segundito hasta que esta puta suelte toda su leche.
 Mis palabras resultaron como magicas, Megan empezo a correrse y mi mujer a tomarle todos sus jugos hasta que me dijo:
 Ya esta puta termino, empieza conmigo.
 Empece a besarla mientras Megan le comia toda su concha, pasandole la lengua tambien por todo su culito, el cual parecia que no le iba a caber mi verga entera, era muy estrecho y yo estaba a punto de romperle lo que tanto ella habia cuidado. Cuando le presente la polla, ni hablar, no queria entrar aquello, a ella empezaron a salirsele las lagrimas mientras que Megan le daba alientos, diciendole que una vez que estuviese adentro todo iba a mejorar, que seria un placer jamas descrito. Mi mujer me pidio que le lubricara su culo que se la metiera con toda mi fuerza, sin piedad, aquellas palabras resultaron energia a mis oidos, busque un frasco con grasa de pelo y empece a untarle por todo su culito, me unte un poco en mi pene y ya todo estaba listo para la tarea. Enseguida que le presente mi polla entro mi cabeza, ella produjo un grito que debe haberse enterado todo el motel. Tomando sus palabras empuje sin piedad, y ya todo estaba adentro, una lagrima se le salia de cada ojo pero esta vez ya gritaba de dolor, sino que gemia de placer, y me decia:
 Metemela duro, parteme este culito, que es tuyo y de esta puta que no para de morderme las tetas.
 Megan rio y me hizo una señal de que queria que la mojara con mi semen, Miriam se corrio, y me dijo:
 Esto me ha gustado, quiero que me cojas siempre por el culo cabron.
 Saque mi polla de su culo y se la meti en la boca de Megan, esta empezo a darme mordidas que me desquiciaban, Miriam estaba totalmente extenuado sobre la cama, ni nos miraba y yo ya no podia aguantar mas mi semen y empece a derramar mi liquido por su cara, ella parecia como loca, no desperdiciaba ni una gota, hasta que me dijo:
 Ya terminaste
 Si, creo que si.
 ?Pero son solo las 3 de la madrugada, y la promesa?
 Te dije que termine, como he terminado 3 veces contigo hoy, pero no he acabado, como tu dices, la madrugada es joven aun.
 ?Vamos a la ducha?
 Vamos
 Y tomados de la mano y dejando a mi mujer en la cama tuvimos 2 horas mas de sexo donde Megan quedo totalmente saciada al igual que yo.
 Por una semana Megan nos estuvo visitando, hasta que nos dijo que tenia que partir a su pais:
 Ya tengo que irme
 Que pena
 He pasado los momentos de lujuria mas grande de mi vida, y espero que se repitan.
 Tu sabes que yo voy a estarte esperando.
 Si lo se, y creo que tu mujer tambien.
 Si, a ella le ha gustado.
 Bueno, nos vemos y con un beso nos despedimos.
 Ese verano ha sido el mejor de mi vida, de Megan nunca supe nada mas y a mi mujer todavia la sigo enculando. Todavia tengo la esperanza de encontrar a Megan o por lo menos una sustituta.
 

 

 

Datos del Relato
  • Categoría: Varios
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 176
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.224.220.72

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 25.460
»Autores Activos: 1.501
»Total Comentarios: 11.587
»Total Votos: 512.429
»Total Envios 22.251
»Total Lecturas 58.012.197