Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Infidelidad

Cogiendo a mi cuñada milf, esposa de mi hermano

Que tal amigos, les voy a contar sobre la relación sexual que tuve con mi cuñada que es un manjar de vieja, esta que se cae de buena la condenada, es de esas mujeres a las que se le conocen como milf, de aquellas que hacen voltear a cualquier hombre ya que tiene unas nalgas grandes y bien paraditas, además de unas tetas redondas y de muy buen tamaño.

 

Tengo una coleccion de fotos de esta mujer, incluso de la vestimenta que usaba en el relato que voy a contar, lastima que aqui no se puedan adjuntar imagenes, si les interesa, dejen su correo para poder enviarselos OJO: deben dejar un comentario al respecto del relato junto a su correo para poder recibir la colección.

 

La historia es la siguiente, tengo una hermana y un hermano, mi hermana y yo vivimos relativamente cerca, pero a mi hermano hace mucho que no lo veíamos puesto que se fue a vivir a otro estado, a mi hermana se le ocurrió invitarnos a pasar un fin de semana en su casa para que pudiéramos convivir junto con nuestras familias.

 

Mi hermana vivía con su esposo Alberto, tienen un hijo de 18 años llamado Juan, a su Esposo le iba muy bien en sus negocios así que les permitía tener una casa grande y muy bonita.

 

Por otra parte mi hermano Mauricio hacia unos 5 años que no lo veiamos, realmente nunca fuimos tan unidos, así que no nos habíamos frecuentado, lo único que sabíamos de él era que se había casado con una mujer llamada Mónica de 38 años, 5 años mayor que él y tenía un hijo de unos 4 años de edad. Había escuchado rumores por parte de mis familiares que su esposa era una mujer muy hermosa, aunque algunas otras tías (envidiosas para aquel entonces pensaba) comentaban que era una puta por su forma de vestir y que quizás el hijo que tenían ni siquiera era de mi hermano.

 

El hecho es que yo tenía muchas ganas de conocerla, imagianaba el como seria y me calentaba al pensar que realmente estuviera tan buena como todos decían.

 

Antes de continuar me presento, mi nombre es Fabian tengo 40 años, estoy casado con Patricia de 38 años una mujer que no tiene nada de atractivo, quizás en sus tiempos tenía un cuerpo aceptable pero nunca fue guapa y al pasar de los año se había dejado engordar y descuidar mucho, tenemos un hijo de 12 años, al que creo es muy muy parecido a mi en todos los aspectos, yo soy el mayor de mis hermanos, después me sigue mi hermana Alicia de 37 y al final mi hermano que tiene 33. Debo de admitir que yo soy un hombre muy caliente, siempre ando coqueteado con cuanta mujer se me cruce ya que mi trabajo me permite tratar a muchas, yo me dedico a la plomería y también le muevo un poco la electricidad, he tenido una que otra aventura con algunas clientas, alguna madres solteras, algunas viudas, casadas, en fin como quien dice soy un mujeriego jeje, aunque también reconozco que no soy nada agraciado, mido 1.70, soy robusto tirandole a gordo y un poco calvo, pero de alguna manera soy un hombre seguro de sí mismo y eso me ha ayudado mucho.

 

Fue un viernes el dia que nos reunimos, mi familia y yo llegamos desde temprano como eso de las 12 de la tarde, mi hermano por su parte nos había confirmado su asistencia a las 6 de la tarde, empezamos a convivir, tomando algunas cervezas, y después de un rato escuchamos el timbre, mi hermana fue hacia la puerta que estaba un poco retirada de la sala en que nos encontrábamos donde no podíamos verlos, se escuchó el abrir la puerta, los saludo muy alegremente y comenzaron a venir hacia nosotros, antes de pasar a la sala ya comenzaba a escuchar los tacones de Mónica.

 

Al entrar a la sala pfff, me di cuenta que no se equivocaron en lo más mínimo, era una mujer muy atractiva, de unos 1.65 de altura cabello lacio y corto a los hombros, venía vestida con mallon con rayas blanco y negro, combinado con unas zapatillas rojas, en la parte arriba traía una blusa de tirantes café con un tremendo escote, un collar grueso de oro y arracadas también doradas, una mujer muy muy sexy, desde su manera de caminar hasta su forma de hablar.

 

Todos nos quedamos sorprendidos con tremenda mujer, note a mi cuñado, mi sobrino y a mi hijo la forma en la que la miraban, la estaban desnudando con la mirada si por ellos fuera podrían follarla en ese momento (y quien no). Mientras que mi esposa y hermana la veían con un poco de envidia.

 

En fin, nos acercamos a saludarla, obviamente yo no perdí la oportunidad de coquetearle un poco.

 

- Cuñada, me habían dicho que eras muy guapa pero se quedaron cortos.

 

Le decía eso mientras le pasaba toda mi mirada de arriba abajo. Ella un poco incomoda por mi comentario solo me dijo un simple - “Gracias”, con una pequeña sonrisa, es evidente que no le hacia ningun halago viniendo de una persona como yo. No obstante yo no desperdicié la oportunidad de acercarme a ella y darle un beso en la mejilla y un fuerte abrazo, olia riquisimo se notaba el fino perfume que llevaba puesto, sentí sus redondas y grandes tetas restregarse en mi pecho, mientras mis brazos rodeaban su pequeña cintura, en ese momento tenía unas inmensas ganas de agarrarle las nalgas. De tan pegada que la tenia mi pene hizo contacto con su entrepierna lo cual me comenzó a provocar una tremenda erección que seguramente ella sintió ya que empezó a empujarme levemente para separarnos.

 

Al que si note que llamó su atención es a mi cuñado, ella le dio su mano mientras le decía su nombre - “Hola soy Monica” con una sonrisa coqueta, Alberto la saludo solo con un beso en la mejilla. Cabe destacar que el tipo no era un galanazo pero sí bien parecido, alto y le encantaba el fútbol, esto de alguna manera le permitía tener un cuerpo atlético. Por otro lado mi sobrino, hijo de Alberto era un adolescente muy parecido a su padre ya que compartían la misma afición, al saludar a mi sobrino casi se le salen los ojos viéndole tremendo escote, el cual tampoco fue tonto y la saludo con un beso y un gran abrazo que se le hizo una eternidad, incluso mi hermana tuvo que darle un pequeño jalón para que la soltara.

 

Después de presentarnos mi hermana los llevo al cuarto de huéspedes que ocuparian. Enseguida las mujeres se fueron a la cocina a preparar algunos bocadillos, mientras nosotros nos quedamos en la sala a tomar algo, yo me invitaba cualquier pretexto para ir a la cocina y poder admirar a mi cuñada, de verdad que era una ricura de vieja, verla de espaldas hacia que mi verga se parara, imaginaba poder penetrar semejante culo.

 

Más tarde todos nos sentamos a la mesa a cenar, charlamos y reímos de aquellas vivencias que habíamos tenido en el pasado, yo ya me sentía algo mareado por el alcohol que había consumido y cada que pasaba los minutos iba viendo a Mónica cada vez más atractiva y antojable, entonces se me ocurrió poner algo de musica para bailar con ella. Así que le pedí a mi hermana que pusiera algo e inmediatamente me dirigí a mi hermosa cuñada para sacarla a bailar, ella dudo un poco pero al final accedió, la tome de la mano y la lleve cerca de la sala donde tuviéramos algo de espacio, en verdad que el aroma que desprendía era riquísimo a una verdadera hembra, la tomaba por la cintura, me pegaba a su cuerpo e incluso rozaba levemente sus nalgotas en algunas vueltas que le daba, ella no decía nada pero tal vez se daba cuenta de mis intenciones. Terminamos de bailar un par de piezas y regresamos a sentarnos a la mesa, yo ya estaba que reventaba, ese baile, esos toqueteos, me había dejado muy muy caliente.

 

Terminamos por tomar algunos tragos más en la sala y después nos despedimos para ir a descansar. Mi hermana nos había dado un cuarto junto al de mi hermano y Mónica, mientras mi hijo se quedaría con el hijo de Mónica en otra habitación que tenían en la parte de abajo. Yo me adelante al cuarto, tenía que quitarme la calentura que me había provocado Mónica, así que al llegar, me quite la ropa mi tranca estaba como nunca tremendamente erecta por aquella mujer que acababa de conocer, así que me comencé a masturbarme pensando en ella, imaginaba que ella me agarraba la verga y me estaba haciendo una chaqueta.

 

- ¿Necesitas ayuda?

 

Escuche la voz de mi mujer entrando a la habitación, me sorprendió ya que no la había escuchado entrar.

 

- Jeje creo que si.

 

Entonces entró, me vio la verga con un poco de asombro de tan parada que estaba y comenzo a maturbarme con su mano.

 

- Estas muy caliente hoy Fabián, ¿Porque sera?

- No lo sé quizás fueron los tragos que me tome. Mi esposa me miró con una sonrisa burlona

- No será que te dejo muy caliente tu cuñadita, admito que es una mujer muy atractiva, y más con esa ropa tan provocativa que traía puesta hoy, Tu familia tenia razon, parece una prostituta.

- Si verdad, jeje.

 

Fue lo único que me anime a contestar, después de eso me cogi a mi esposa durante un buen tiempo imaginándome que tenía sexo con Monica. Realmente mi esposa estaba sorprendida de lo bien que se lo hacia, hace mucho que no teníamos sexo de esa manera, seguramente sus gemidos llegaron a los oídos de Mónica, ya que su habitación estaba a lado de la nuestra. Yo imagine que escucharía lo mismo desde la otra habitación, no era para menos teniendo a tremenda mujer acostada junto a ti, pero no fue así, que desperdicio me dije, la verdad es que no me sorprendía mucho, mi hermano por el contrario a mi, era un hombre tranquilo y muy respetuoso, hasta cierto punto ingenuo, seguramente se había abstenido en hacerle el amor a su mujer por temor a que lo escucharan.

 

A la mañana siguiente todos nos levantamos y nos reunimos para desayunar, como se imaginaran Mónica estaba espectacular, se había puesto unos leggins de lycra negro, con una blusa de tirantes de color negro también, sus chichotas le saltaban en ese tremendo escote que portaba, yo no paraba de mirarla, me acerqué a ella y la salude con un beso en la mejilla pero esta vez un poco más cerca de su boca, no iba a desperdiciar cualquier oportunidad que tuviera, quería hacerla notar que me traía loco y me moria por cogermela.

 

Quise calentarla un poco con algunos comentarios para ver como reaccionaba.

 

- Oye Monica espero que no te hayamos desvelado ayer con el ruido que hicimos jeje.

- No te preocupes yo entiendo.

- Que bueno, como comprenderás ando en mis mejores años y bueno unas cuantas copas me ponen un poco caliente jeje

 

Ella no dijo más solo me sonrió y se dirigió a la cocina para ayudar con el desayuno, realmente yo era muy descarado y aventado y había confirmado lo que quería, saber que ella escuchó los gemidos de mi esposa, y tuviera en cuenta lo que le esperaría con un hombre como yo.

 

En el desayuno todos hablamos de los planes que había para ese dia. Yo tenía que salir para ir a arreglar un fregadero, mi hermana tambien tendria que acudir a su oficina por algunos pendientes, mi sobrino Juan tenía un partido muy importante en el cual invito a mi hermano ya que se llevaba muy bien con él, pensé que Mónica iría con ellos pero a ella le aburría demasiado el fútbol, así que decidió visitar algún centro comercial y le pidió a mi cuñado Alberto que la llevara a alguno, mi hermana se noto un poco seria, supongo que no le hacía ninguna gracia que aquella despampanante mujer saliera con su marido, por otra parte mi esposa se ofreció a quedarse a cuidar a los niños. Más tarde todos nos reuniriamos para cenar un banquete que mi hermana encargaría a una de sus conocidas.

 

Así entonces mi sobrino se fue a su partido con mi hermano, mi hermana salió a la oficina y mientras yo me alistaba con mis herramientas para el trabajo, Mónica se encontraba en su cuarto arreglándose para salir, después de algunos minutos, salí a la sala para despedirme, en eso la veo salir de su cuarto, se había puesto una minifalda blanca con rayas negras horizontales muy por encima de sus rodillas, una blusa negra con mangas que le llegaba al ombligo y unas zapatillas negras muy sexys, se veía riquísima, pese en ese momento que si yo fuera mi cuñado seguramente terminaría en un motel con ella aquella tarde, pero conociendo a mi cuñado sabía que no sería capaz de algo como eso.

 

Se dirigió a Alberto.

 

- ¡Nos vamos!, ya estoy lista.

 

Obviamente mi cuñadito se quedó sin palabras al ver tremenda mujer, con esfuerzo y un poco tartamudo le contestó.

 

- He, este… si claro,,, vamos.

 

Ella lo tomó del brazo y se despidió de nosotros con una sonrisa coqueta. Yo no podía dejarla ir sin antes chulearla

 

- Woow, vaya cuñadita pero si eres toda una preciosura, te queda muy bien esa minifalda

- Jaja muchas gracias, Fabian.

 

Esta vez sí le había agradado mi piropo, eso me hizo sentir dar un paso más adelante en mi intento por seducirla.

 

- Bueno nos vemos mas tarde chao.

 

Se tomó del brazo de mi cuñado y se dirigieron a la puerta de salida. Me quede embobado, viéndola partir, viendo esas nalgotas rebotando en esa minifalda, era una maravilla ver esas piernas moverse encima de esos tacones que daban ese sonido tan excitante que solo las zapatillas de una fémina pueden hacer, después de un tiempo de contemplar aquella belleza me di cuenta que mi esposa me observaba.

 

- Ya Fabián, se te van a ir los ojos he!!!.

 

Mi esposa no era celosa, me conocía muy bien y sabía que no me podia resistir en ver a una mujer sex y mas cuando tenia un tremendo culo o unas tetas enormes, que en este caso eran ambas cosas.

 

- No pues esque si está de muy buen ver la cuñada jaja... bueno nos vemos alrato.

 

Me fui a reparar lo que me habían pedido, al regresar a la casa no podía dejar de pensar en esa mujer, tenía que idear una manera de cogermela antes de que se fuera pero no hallaba como ya que ni siquiera tenia ningun tipo de agrado hacia mi.

 

Llegue como eso de las 2 de la tarde a la casa de mi hermana para eso ya se encontraba Mónica y mi cuñado, es evidente que no había pasado nada más entre ellos ya que no habían tardado nada en esa salida que tuvieron, más tarde llegaron todos los demás. Estábamos en la espera del banquete que mi hermana había ordenado. Pero llamaron al teléfono mi hermana contestó y se noto un poco preocupa.

 

- Si claro inmediatamente salimos para allá.

 

Le avisaron que mi padre se había puesto grave y teníamos que ir a verlo al hospital. Nos preparamos para salir, mi hermana quería darle indicaciones a su hijo para recibir el banquete pero se había ido a bañar, asi que Mónica se ofreció a quedarse para ayudar con eso, mi hermana dudo un poco pero no le quedó de otra así que le dio algo de dinero para que lo recibiera. Todos los demás nos fuimos rápidamente, el hospital estaba a unos 30 min de distancia, al llegar resulta que necesitaban algunos documentos de mi padre los cuales estaban en la casa de mi hermana, para esto mi esposa se ofreció a ir por ellos y se regresó a la casa. Afortunadamente mi padre estaba estable, ya solo estaba en observación y esperábamos a mi esposa para poder sacarlo y llevarlo a su casa, después de una hora y algunos minutos llegó mi esposa pero la note un poco extraña, parecia que habia visto algo que la dejó muy sorprendida.

 

- ¿Todo está bien?

- Mmm… este, si. Más tarde te cuento.

- Ok esta bien.

 

Todos salimos del hospital y llevamos a mi padre a su casa que quedaba un poco retirada de la casa de mi hermana. Yo me quedé muy pensativo en la actitud de mi esposa así que la llame al patio para poder hablar con ella.

 

- ¿Que paso que viste?

- No me lo vas a creer.

- Que es dime.

- He confirmado lo que dicen tus familiares sobre tu cuñada, es una completa zorra.

- ¿Porque dices eso?

- Cuando llegue a la casa entre sin hacer mucho ruido y note que no había nadie en la sala ni en la cocina, se me hizo extraño, asi que comence a subir a las recamaras y al pasar junto al cuarto de Juan escuche el rechinar de la cama acompañado de unos gemidos, pese que había aprovechado para estar un momento con su novia, así que fui a buscar a Mónica pero no la encontre, no me iba a quedar con la duda me atreví  abrir lentamente su puerta y ahí estaban completamente desnudos, monica debajo de él con las piernas totalmente abiertas y Juan la penetraba con mucha fuerza, era impresionante la manera en que lo hacía, con mucho entusiasmo y excitación, hasta parecía como si Mónica fuera la primera mujer con la que tuviera sexo.

- !!¿Enserio?!!!, y qué hiciste.

- Nada, los deje disfrutar, volví a cerrar con cuidado y me salí en silencio.

 

Yo me quedé muy sorprendido por lo que me había contando, a la vez demasiado excitado, no podía creer que aquel escultle había podido seducirla y cogersela en esa oportunidad que tuvo de quedarse a solas con ella. Pero esto a mi me daba una oportunidad, con esto podría chatajearla para que aceptara acostarse conmigo.

 

Nos fuimos de regreso a casa. Al llegar notamos completo silencio, mi hermana llamó a su hijo

 

- Juaaaan!!! ya volvimos. En la parte de arriba desde su recamara le respondió

- Si ma, enseguida voy.

 

El calenturiento de mi sobrino bajo un poco agitado en pijama, seguramente seguían cogiendo a su tía en esos momentos.

 

- ¿Y tu tia?

- Esta alla arriba, veíamos una película. Mi hermana no le dio mucha importancia

- ¿Recibieron el banquete?

- Si, está en la cocina.

- Bueno pues vamos a comer.

 

En ese momento Mónica bajó por las escaleras, la muy sinica venía con solo un camisón que apenas y le tapaba las nalgas.

 

Todos se quedaron un poco sorprendidos, seguramente imaginaron lo que un adolescente con las hormonas alborotadas a esa edad y una mujer madura voluptuosa, vestida de esa manera harían en una cuarto a solas, que no sería precisamente ver una película.

 

En la cena hablamos de la celebración que haríamos a mi hijo ya que el Domingo sería su clausura de la primaria. Mi hermana y su familia no podrían asistir así que solo invite a mi hermano para que nos acompañarán.

 

Al día siguiente nos alistamos por la mañana para acudir a dicha ceremonia. Resulta que mi hermano no podría acompañarnos ya que tenía un terrible dolor de estómago, tal vez algo le cayó mal en la cena, pero me alegro saber que mi preciosa cuñada sí iría. Ya imaginaba la cara de los papás al ver llegar tremenda mujer, sería la envidia de todas las madres que asistirian, porque sabía que Mónica se arreglaria como toda una puta tratándose de un evento donde podría lucir su escultural cuerpo; y no me equivoque, salió de su cuarto demasiado sexy, traía puesto una blusa café con los brazos y hombros descubiertos, que hacían rebotar las tetas como queriendo salir, un mallos muy ajustado que hacia juego con su blusa, unas zapatillas de tacón de aguja, un sexy maquillaje, además se había puesto unas extensiones en el cabello que hacia lucir una cabellera más larga, se veía radiante y muy antojable.

 

Escuche que mi esposa le hizo algunos comentarios

 

- Monica, estas muy destapadita no crees,

- Jeje un poco, es que hace mucho calor. Y vaya que si hacía calor

- Provocarás una que otra pelea entre algunas parejas he!

- Esperemos que no jiji

 

Nos fuimos en la camioneta de mi hermano, al llegar fue justo como imagine, todas las miradas en especial de los hombres se clavaron en la escultural mujer que había llegado, pude notar uno que otro codazo de algunas mujeres que le daban a sus esposos, y algunas otras señoras cuchicheando con otras mientras la miraban con recelo.

 

Al entrar a la escuela mi esposa nos dijo que nos vería más tarde, ella era del comité de padres de familia y tenía que estar al pendiente de todo el evento, esto me alegro mucho ya que estaría a solas con mi cuñada, mi hijo también se fue con sus compañeros y maestra a prepararse.

 

Había mucha gente en el lugar, como ya he dicho muchos hombres también, que no dejaban de ver a Monica, algunos de reojo, otros muy descaradamente. En fin ofreciéndole mi brazo le dije que fuéramos a buscar algún lugar, ella tomó mi brazo y a su hijo con la otra mano, y avanzamos entre la multitud, me daba mucha risa la cara de envidia que ponían los pobres calenturientos al verme pasar del brazo con ese bombón seguramente la gente que no me conocía, pensaba que era mi esposa aquella mujer que me acompañaba y eso me llenaba de mucho placer, Después de un rato de buscar no pudimos hallar un lugar, así que nos quedamos parados donde podíamos disfrutar del evento. Mónica se paró a lado mio pero como muchas personas caminaban alrededor note que la llegaban a empujarla, así que tomándola del hombro la invite a pararse frente de mi para evitar eso.

 

- Pasa de este lado Moni, para que no te empujen.

 

Ella no dijo nada solo accedió a moverse, la tenía frente a mí, demasiado cerca, al mirar abajo note que mi verga comenzaba a levantarse por a escasos centímetros ese culo que me había vuelto loco y sumando esos mallones se veía tremendamente grande, mi pene terminó por ponerse erecto, sentí un leve empujón en mi espalda, esto hizo que mi erecto pene tocara el trasero de mónica, que rica sensacion sentir mi verga tallarse en ese trasero, de un momento a otro la gente se comenzó a amontonar más entonces decidí pegarme completamente a ella, mi verga erecta quedó enmedio de esas dos nalgas, pfff estaba que no me la creía, me quede en esa posición esperando a que Mónica me dijera algo pero no fue así, tal vez había pensado que no era totalmente mi culpa ya que veía la magnitud de la gente y entendía que podía ser algo sin mala intención.

 

Después de algunos minutos comenzó dicha ceremonia, para esto una persona que estaba frente a nosotros desocupo el asiento y se retiró, monca le  dijo a su hijo que se sentara, esto hizo que nos quedaramos con un poco más de espacio y separar sus hermosas nalgas de mi tremenda erección, era evidente el bulto que ya tenía entre mis piernas, incluso yo ya sentía liquido preseminal en mis pantalones que quizás se notaba, como se imaginaran mucha gente miraba a Mónica y especialmente su culote, se darian cuenta, asi que sin mas ni mas me arriesgar el todo por el todo, cuando su hijo se sentó, inmediatamente yo me volví a acercar a ella metí mis brazos rodeando su cintura, colocando mis manos en su abdomen plano y la apreté un poco hacia mí restregando nuevamente mi verga en sus nalgotas pero ahora con mayor intensidad. Pensé que se molestaria porque en esta ocasión el arrimon ya no era por culpa de la gente, esta vez era yo quien a propósito la tenía abrazada por atrás restregandole toda mi tranca en sus glúteos, ella solo se quedó inmóvil dejando que mi cuerpo disfrutara rozando al suyo, incluso colocó sus manos encima de las mías aprobando esa posición. Sentía que mi pene se ponia cada vez más duro, quise arriesgarme más comencé a mover un poco mi cadera, esto hacía que mi trozo a punto de reventar recorriera por sus gluteos y todo el recto de Mónica, yo estaba que no me la creía, definitivamente mi cuñada también estaba disfrutando de eso, ya que no hacía nada por detenerme, me di cuenta que ya había enterrado aún más su mallon por los arrimones que le daba con mi verga, cuando mi pene quedo justo en medio de su recto, comencé a moverme como si la estuviera penetrando de atrás hacia adelante lentamente para que no fuera tan notorio, yo para ese entonces ya estaba muy mojado, estuvimos así gran parte de la ceremonia, jugueteando con el trasero de Mónica, al finalizar nos retiramos a la puerta de salida, yo ya me sentía dueño de ella, así que esta vez la tome de la mano, ella accedió sin decir nada y camine de esa manera junto a ella y su hijo, más de uno se había percatado de lo sucedido, los arrimones tan descarados que le había dado y luego salir de la mano con tremenda mujer, varios apostaría que era mi mujer o por lo menos una que me andaba cogiendo.

 

Llegamos a la salida y la solté para esperar a mi esposa, demoró un poco solo para venir a dejar a mi hijo y decirnos que ella se tenía que quedar a seguir con la organización del evento y que más tarde nos alcanzaría.

 

Entonces decidí llevar a comer a los niños y a mi preciosa cuñada. Fuimos a uno de los restaurantes más famosos de la ciudad, al llegar baje primero de la camioneta y como todo un caballero le abrí la puerta a mi cuñada que para ese momento yo ya la sentía como mi mujer, me sentía el hombre más afortunado del mundo, llegar a ese restaurante en una lujosa camioneta acompañado de esa preciosa nena.

 

- Espero que te guste este lugar mónica.

- Si gracias.

 

Antes de que Mónica, tomará a su hijo de la mano yo me adelante a decirle al mio.

 

- Sergio, agarra a tu primo.

 

A él no le pareció mucho la idea pero no le quedó de otra que obedecer. Yo mientras tanto tome de la mano a mónica y de esa manera entramos al restaurant

 

Algo había cambiado con ella, su actitud hacia a mi ya era diferente, de una actitud con indiferencia había pasado a una cierta atracción o al menos asi lo queria pensar, quizás fue el haber sentido mi verga erecta entre sus nalgas y eso la puso cachonda, no es por presumir pero realmente si la tengo algo grande, ya que algunas de mis amantes me lo han hecho saber.

 

Ya en el restaurante yo me senté a lado de ella, en toda la comida no pare de alejarla de lo bella que se veía e incluso tuve el atrevimiento de poner una de mis manos en su pierna mientras le decía algo, ella no se molestó y me permitió hacerlo, sentí que todo marchaba a la perfeccion, muy pronto me estaria cogiendo a tremenda puta.

 

Terminamos de comer y nos fuimos de vuelta a la casa de mi hermana con su familia ya estaban todos reunidos, salvo mi esposa que aun seguía en la escuela, y se me ocurrió algo estupendo sabiendo que mi casa se encontraba sola tenía que aprovechar la oportunidad.

 

- Tengo una botella en mi casa que se que les va a encantar. Monica acompáñame por ella porfavor. Ella sin poner mucha resistencia alcanzó a decir.

- Bueno.

 

Note a mi hermano que me miro un poco extrañado por pedirle a su mujer que me acompañara, pero no dijo nada. Nos dirigimos a mi casa solo Mónica y yo, otra vez en la camioneta de mi hermano pero en esta ocasión completamente solos. Al llegar como ya se estaba haciendo costumbre ayude a Mónica a descender de la camioneta, cerré la puerta, ella estaba contemplando mi casa, en verdad de ver un trasero asi es de otro mundo, yo no me aguante las ganas y la volví a abrazar por detrás, diciéndole al oído

 

- Aqui es tu casa Moni, cuando quieras eres bienvenida.

- Oh, muchas gracias, eres muy amable.

 

Mientras mis brazos rodeaban su cintura, los levante un poco mas para asi rozar un poco sus senos, que rico era estar así con ella, mientras podía sentir esas hermosas chichotas con mis brazos mi pene estaba completamente pegado al culo de ella. Así sin soltarla comenzamos a caminar hasta la puerta de mi casa, mi verga ya erecta se daba fuertes tallones en esos movimientos de glúteos al caminar, abrí la puerta y nos metimos, ya adentro le dije que me esperara en la sala mientras iba por la botella, en el camino fui pensando como la seducirla y se me ocurrió algo, regrese con ella con la botella en la mano.

 

- Oye algo me lastima en la espalda, sera que me puedes revisar que tengo, Ella se quedó un poco pensativa pero al final aceptó

- Si esta bien.

 

Entonces, me desabotone la camisa para luego quitarmela por completo, le di la espalda y le indique por la parte alta, aunque en realidad nada me pasaba solo era parte de mi plan, mi verga la tenia ya para ese entonces queriendo romper la parte de enfrente de mi pantalón. Entonces mientras ella revisaba mi espalda, me desabotone el pantalón.

 

- Monica hay otra parte que quiero que revises.

- ¿Si que cosa?

 

Me di media vuelta y deje caer el pantalón con todo y boxer, mi tranca salió, como una espada lista para atacar, apuntando hacia ella, tremendamente tiesa, con las venas completamente marcadas por la erección y mi pene daba pequeños movimientos de la palpitaciones que hacía, realmente hasta a mi me sorprendió creo que nunca la había visto tan parada.

 

Ella quedo completamente sorprendida, bajo la mirada y se quedo viendo mi tranca sin hacer ni decir nada. Como vi que no tomaba la iniciativa, decidí hacerlo yo, así que la tome de los hombros y la baje hincandola frente a mi, ella trató de ponerse de pie, pero al final se dejó guiar hasta que su cara quedó de frente a mi gran trozo de carne listo para ser devorado,

 

- Vamos mi reina se lo mucho que se te antoja.

 

Le arrime mi verga hasta chocar con sus hermosos labios, sabia que ya la tenia muy caliente, así que  sin poner más resistencia los abrió un poco para comenzar a chupar mi glande, lo saboreaba como si de una paleta se tratara, después saco su lengua para darle pequeñas lamidas a la cabeza, con su misma lengua fue recorriendo y lamiendo toda mi larga verga hasta llegar a mis testículos, entonces con su mano derecha agarro mi tranca, la subio un poco y comenzó a chupar mis bolas, mientras con su otra manos acariciaba mi abdomen, uyyy que rico era eso, yo solo alzaba la cabeza tratando de contener mi eyaculación que estaba queriendo salir por tan rico placer. Después tomé su cabeza la separe de mis bolas y la conduje nuevamente a mi verga, quería que se la comiera toda, ella misma fue introduciendo poco a poco, primero se metió la punta cabezona que parecia hongo, con eso bastó para llenarse la boquita, pero después siguió introduciendo más, hasta llegar a la mitad, su baba ya escurría entre sus labios y su barbilla, noté que ya no podia entrar mas asi que tome su nuca y le ayude a empujar, mientras hacía fuerza con mi cadera, centimetro a centimetro fue entrando hasta que su barbilla choco con mis bolas, que rica sensación, mi verga estaba completamente adentro de mi caliente cuñada, se mantuvo así por un tiempo después lo saco hasta la mitad, yo mientras tanto le hice una coleta con mis manos mientras ella metía y sacaba ese trozo de carne de su boca, me la estuvo mamando un buen rato hasta que decidí que ya era tiempo de montarla.

 

La tome de la mano y la lleve a mi habitacion donde habia tenido muchas noches de placer con mi esposa, ahora tendría sexo con una verdadera diosa, al entrar me quite toda la ropa para quedar completamente desnudo, la tome de la cintura y la comencé a besar desesperadamente, ella me correspondio el beso de lo mas rico nuestras lenguas se entrelazaban una con la otra, nuestras babas se mezclaban haciendo una, wooow que rico besaba la condenada, esa boquita realmente era un completo tesoro, sabía muy bien para que debia utilizarla. Mientras la besaba mis manos recorrian todo su cuerpo tocandole su espalda y agarrando sus nalgotas que tanto había deseado hacer, le comencé a bajar el mallon por detrás y vaya sorpresa al encontrarme con una tanga de hilo dental, que rica zorra con razón no pude notar la ropa interior que traía puesta a pesar de que su mallon era demasiado ajustado, separe mis labios de su boca para sacarle completamente la prenda y enseguida me apresure a quitarle la blusa, para encontrarme con las tetas mas deliciosas que habia visto en mi vida, me tome mi tiempo para saborear tan jugosos melones, Monica solo daba pequeños gemidos al pasar mi lengua entre sus senos y esos rosados pezones, que por cierto se empezaron a poner duros cuando les comencé a morder.

 

Después la acosté en mi cama casi desnuda por completo, en su cuerpo ya solo la cubría esa pequeña tanga blanca, la tome de los costados y la baje despacio, recorriendo todas sus lindas piernas, se la quite y la aspire, olía a hembra en celo lista para ser montada, de inmediato le abrí las piernas y me fui directo a mamar su rica panocha, metia y sacaba mi lengua dentro de su papayita, estaba completamente empapado de fluidos, con mis dientes daba pequeñas mordidas a su clitoris, ella gemia de placer, parecía que le estaba encantando lo que le hacía y ahí fue que la hice tener su primer orgasmo, ella se retorció de del placer que estaba disfrutando.

 

Después de unos 10 minutos aproximadamente de estar saboreando tal manjar, me levante, mire a mi amigo que seguía completamente parado como al inicio, listo para comenzar a penetrarla, por un momento pensé en ponerme condon, pero viejas como esta no era de las que me cogia cada dia, asi que decidi darle al natural para poder sentir sus labios vaginales, le abrí las piernas y coloque la cabeza de mi tranca en su puchita, lo recorrí por toda su raya y jugando un poco con su clítoris, espere a que ella me dijera que me enfundara, pero ella estaba que no se aguantaba las ganas de sentir mi verga adentro de ella como para pensar en eso, comencé a penetrar, primero metí de un golpe todo el hongo de la punta… -”aahhhh!!!”, pude sentir lo mojada que ya estaba aquella hembra, asi fui enterrando toda mi tranca, centimetro a centimetro hasta que mis huevos chocaron con sus nalgas, un nuevo gemido mas fuerte salió de Monica… -”aaayyyyy Ooohhhh!!!”, se lo saque solo la mitad para volver a introducir todo, asi comence ese ritmo de mete y saca cada ves mas rapido, conforme también iban aumentando los gemidos de ella

 

- “!!Ayyy¡¡” “!!ayyyy¡¡” que rico me lo metes… lo tienes muy parado.

- Pues como no si así me has estado teniendo desde el viernes que te conoci

- Siii sii que ricooo, no pares…. “Ooohhhh¡¡¡”… si… “ayyyy”

- Esto era lo que querías verdad zorra, por eso me estuviste calentando con esos mallones y esa minifalda de puta.

- Aahhi… AAyyy… mmm… Ooohhhh.

- Ahora eres mi puta.. quiero que lo digas...

- Si soy tu puta!!! ayyyyy que ricoooo… no pares papi… ayyyy

 

Me la estuve cogiendo de misionero por un buen rato, mientras la penetraba iba besando sus senos, que rico era coger con una mujer de ese nivel, después se la saque y le dije que se pusiera en cuatro porque queria darle de perrito, ella obedeció y le empecé a dar unas embestidas de lo mas rico.

 

- AAyyyy siii ayyy te siento hasta dentro papi que rico me coges

- Eres toda una perra en brama… te gusta que tu cuñado te monte así

- Sii ayy Ooohhh sii

- Te lo quiero meter por el culo

- No papi por ay no, ni a tu hermano le dejo que me lo meta

- Jajaja, se te olvida que estás con un macho de verdad y aqui las ordenes las doy yo

- Pero me va a doler la tienes mas grande que Mauricio

 

Entonces sin decir mas deje caer un poco de baba para lubricar ese hoyito que estaba a punto de penetrar, la saliva recorrió por todo su recto, saque mi verga de su vagina y comencé a introducirlo en su ano, realmente me decía la verdad, estaba muy estrecho. Ella trató de moverse para evitar esa penetración, pero yo la agarre fuertemente de la cintura para que no se me escapara, pude meter la punta de mi verga dentro.

 

- Aaaaayyyy me duele, sacalo porfavot

- No te preocupes amor, veras que pronto comenzaras a disfrutar

 

Tomé más fuerza y puede introducir hasta la mitad de mi largo palo, note que un par de lagrimas salían del rostro de ella, pero seguí penetrando, centimetro a centimetro hasta que entro todo.

 

- Aaaahhhh.

- Al fin entro todo mi amor, lo sientes rico

- Si pero me duele mucho

- Es normal ya que no lo utilizas a menudo, pero no te preocupes ya encontraste el macho que le dará buen uso.

 

Después de eso comencé con el ya famoso ritmo de mete y saca, aumentando el ritmo en cada embestida, después de unos 5 minutos Monica paso de gritos de dolor a gemidos de placer, ya lo estaba disfrutando como una puta

 

- Ayyyy que rico se siente que me lo metas por ahí

- Te lo dije mi reyna, solo era cuestión de que te acostumbraras

- Si papi no pares

 

Le estuve dando por el culo por unos 15 minutos, después se lo saque y cambie a su otro hoyo de su puchita, yo recordaba el momento que la vi por primera vez una mujer inalcanzable para ese entonces pensaba y ahora tenía su cuerpo frente al mio unidos por su oyo y mi verga, dandole de lo más rico y ella gimiendo y disfrutando de mis penetraciones, fue tanta mi excitación que no aguante mas y comencé a derramar toda mi leche dentro de su vagina, era demasiada, pocas veces en mi vida había sacado tanto fluido, deje mi pene adentro hasta dejar mi última gota de esperma, mi tranca iba perdiendo su dureza, quedando ya un poco flacido lo saque y el semen comenzó a brotar de su vagina derramando un poco en las sábanas, esa imagen era de lo mejor que podría grabar en mi cabeza para recordarla siempre, caímos completamente exhaustos en la cama.

 

- Que te parecio mi amor, te gusto como te folle

- Woow Fabian eres increible, nunca pense que cogieras de este modo

- Y tanto que te hacías la muy indiferente conmigo, al final terminaste siendo mia. ¿Te estas cuidando?

- No, la verdad no he tomado mis pastillas desde que llegamos aquí.

- Uy espero no dejarte embarazada, esque tenia que sentirte, tu entenderas

- Jeje, a mi me encanta quedar llena de leche

- Jajaja bueno ps ya tendrás un recuerdito mio para llevarte. Vamanos que seguro ya nos andan buscando.

 

Nos vestimos y arreglamos un poco para limpiar cualquier evidencia, al salir de mi casa encontramos a mi esposa que nos había venido a buscar. si nos hubiéramos tomado unos minutos más seguro nos encontraba en plena acción.

 

- Donde han estado, todos los estamos esperando.

- Ya ibamos para alla es que se nos atravesó un imprevisto jeje

 

Era obvio que mi esposa se imaginaba lo que había pasado entre Mónica y yo pero decidió no armar una escena y solo un poco molesta nos dijo que no fueramos ya a la casa de mi hermana.

 

Así lo hicimos llegamos y disfrutamos de una rica cena, convivimos un buen rato y nos fuimos a dormir. Al día siguiente nos levantamos para despedir a mi hermano y a mi cuñada que regresaría bien cogidita por mi y con toda mi leche dentro de ella.

 

Meses después nos enteramos de que Mónica estaba embarazada. Pense que podria ser mio asi que la contacte para preguntarle y efectivamente ella me dijo que quedó embarazada de mi en esa tarde se sexo que tuvimos pero había tenido sexo con mi hermano al llegar a su casa para asi despues decirle que el hijo que esperaba era suyo.

 

Me tranquilice un poco y sinceramente me excitaba saber que había preñado a mi cuñada que estaba realmente buena como todos decían, sabía que a mi hijo no le faltaría nada y podría verlo y convivir con él cuando yo quisiera ya que a los ojos de todos sería mi sobrino.

 

Lamentablemente no he tenido la oportunidad de visitarlos y por lo mismo tampoco he tenido otro encuentro con Mónica, espero hacerlo pronto y tambien espero volver a cogermela, ya les estare contando

 

Espero que les hayan disfrutado mi historia tan afortunada, espero sus comentarios y correos para el pack de fotos

 

Datos del Relato
  • Autor: Victor
  • Código: 53010
  • Fecha: 11-12-2018
  • Categoría: Infidelidad
  • Media: 10
  • Votos: 2
  • Envios: 0
  • Lecturas: 16625
  • Valoración:
  •  
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.238.116.201

9 comentarios. Página 1 de 2
Samuel103025@gmail.com
invitado-Samuel103025@gmail.com 04-07-2024 07:30:57

Increíble amigo ,quisiera ver las fotos que tienes de ella,mir correo esta en el nombre.

Paul
Paul 31-05-2020 13:07:40

Que morbazo¡¡ un relato muy excitante. muestrame esa colección de fotos de la cuñada no?

El cabesas
invitado-El cabesas 28-05-2020 16:56:45

Muy buen relato amigo manda fotos de tu cuñadita para conocerla gracias

efraportillo@msn.com
invitado-efraportillo@msn.com 22-05-2020 23:28:09

De lujo tu relato, es de los mejores de esta página, te lo dice un experto. Te encargo las fotos por favor si puedes, para dar rienda suelta a la imaginación papá.

Jorge Vázquez
Jorge Vázquez 30-07-2019 01:02:45

Increíble relato, me imagino ya a tu cuñada. He de decir que yo también le tengo ganas a mis tres cuñadas.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 38.094
»Autores Activos: 2.231
»Total Comentarios: 11.859
»Total Votos: 511.861
»Total Envios 21.926
»Total Lecturas 101.643.898
Últimas Búsquedas