Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Varios

La visita de la tía Amparo [1ª parte]

Como ya sabéis mi nombre es Raúl, y hoy os voy a contar con ayuda de mi madre, Pilar algo que sucedió el fin de semana pasado, más concretamente el sábado. 

Estas navidades, mi tía Amparo ha venido de visita para quedarse todas las navidades, llevábamos sin vernos un tiempo y la verdad es que la visita se había hecho esperar demasiado tiempo. 

Mi cuñada Amparo, nos llamó a principios de mes para preguntarnos si estaríamos en navidades para venir a vernos, estábamos deseando verla ya que desde que se ha mudado no nos vemos con mucha frecuencia y eso es algo que se nota. Le dijimos que estábamos deseando verla, así que el día veintidós de diciembre llegó a casa, serían unas vacaciones diferentes. 

Antes de continuar, os voy a contar como es ella, es una mujer madurita, de pechos naturales a la que le gusta mucho los tacones, tiene el pelo negro y rizado. 

El día llegó estábamos deseando verla, sobre las ocho de la tarde, sonó el timbre, abrimos la puerta y lo primero que hizo fue darnos un abrazo mientras nos decía lo mucho que nos tenía que contar, le ayudamos a meter las cosas en casa y deshicimos las maletas y pusimos toda la ropa en los armarios. Esa misma noche, Amparo, mi cuñada se dio una ducha mientras se duchaba, entré en el baño para dejarle la toalla limpia para que se secara, entre nosotras vernos desnudas era algo natural podíamos vernos y no pasaba nada, entrar en la habitación mientras nos cambiábamos... aunque no pasaba lo mismo con mi hijo, eso era otra historia. 

A la mañana siguiente, mientras mi hijo se duchaba, entramos sigilosamente las dos en el baño, cual fue nuestra sorpresa cuando observamos la polla de mi hijo, Amparo gesticulaba con las manos en varias ocasiones como la tenía, en cuestión de segundos las dos nos pusimos súper cachondas, al ver semejante artilugio. Por la tarde, las dos salimos de compras, mientras que mi hijo se quedaba en casa esperando a un amigo, compramos ropa sexy para provocarle a Raúl, unas horas después aparecimos por casa, nos cambiamos y nos pusimos a hacer la cena. 

Al día siguiente, sobre media mañana más o menos, mi hijo salió a hacer unas gestiones mientras Amparo y yo nos quedamos en casa, acaba de salir de la ducha estaba completamente desnuda y recién secada, cuando por sorpresa entró Amparo en el baño, mientras me decía que nos habíamos quedado solas, entonces se me acerca y las dos nos fundimos en un apasionado beso, y acto seguido me toca el coño inconscientemente, aunque no llegó a mas, en ese momento, había puesto a mi cuñada súper cachonda. Salí del baño desnuda hacia la habitación, mientras buscaba unas bragas en el cajón de mi mesita de noche, entró Amparo de nuevo, yo seguía súper cachonda, tenía las bragas de la mano cuando nos damos un beso mientras me tocaba el coño, me acababa de poner aún más cachonda, cuando escuchamos la puerta de casa, acababa de llegar Raúl, y no queríamos que se enterase bajo ningún concepto así que nos tuvimos que quedar con el calentón, mientras que durante todo el día no dejamos de lanzarnos miradas la una a la otra.

Continuará...

Datos del Relato
  • Autor: Rev123
  • Código: 47810
  • Fecha: 12-01-2018
  • Categoría: Varios
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 252
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 24.410
»Autores Activos: 1.448
»Total Comentarios: 11.376
»Total Votos: 511.769
»Total Envios 22.240
»Total Lecturas 56.131.907