Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Infidelidad

Vigilada y espiada por el esposo con la mini camara oculta en su casa 2

Encendiendo el monitor de su computadora el queridísimo esposo que hace unos diez minutos salió de su casa, observando en el circuito cerrado de su recamara el despertar de Yessenia que se para fuera de la cama a desperezarse a irse a lavar la cara rapidito se libera del pantalón y del suéter del pijama andando empelotada totalmente al sentarse a orinar tomando una ducha de mano metida en toda su ingle y vagina con una mano metida entre la tapa del sanitario ella lavándose el clítoris como el ano finalmente su culo al secarse con la toalla parada jalando la cadena del sanitario. Abriendo el closet al sacar primeramente el gancho a donde tiene colgada la falda azul oscura de su uniforme seguidamente tomando otro gancho de su saco del mismo color, de ahí saca la blusa verde selva con hojas secas hiéndose a su gaveta abriéndolo al tomar un brasier negro y un hilo dental cachetero negro que lo huelle por su propia nariz exclamando el esposo al no estar enterado que usa ese tipo de ropa interior que lo tenía bien guardadito la mismísima Yessenia. Al cabo de unos diez minutos batiendo el record está vestidita Yessenia solamente echándose fragancia para comenzar una nueva y linda mañana que la ilumina por la entrada de los rayos del sol por la ventana pegada al respaldo de su cama al peinarse su cabello largo hacia atrás y maquillándose, transcurre unos segundos cuando tocan en seco la puerta de la misma casa al ver quién es por la ventana alegrándose al salir corriendo de la habitación con otra mini cámara puesta en la sala llega el hombre con quién le es infiel hasta tiene sus amoríos especialmente engañándolo todo este tiempo la mismísima Yessenia. Abrazándose férrea y efervescente además alegradísima también emocionadísima inclusive zaceada mente a este por la misma Yessenia, dándole unos merecidos buenos días como has pasado el fin de semana le pregunta este a Yessenia sentándose en su sillón juntos con su brazo derecho en su espalda como hombro finalmente, sonriéndote extrañándote y ansiosa a que ya fuera lunes para así que mi esposo se largara de una buena vez a trabajar teniendo la suerte de nuestra parte ya que tiene el turno amaneciendo hasta la noche bien tarde, vienes armado supongo por está divina erección que tienes caliente y cocinada por mí bajándole el calzoncillo con el pantalón al liberarlo y mandarlo lejos de donde se encuentran, entrándole de lleno igualmente de inmediato a la acción sexual y deliciosa como divertida hasta atrayente de este hombre enloqueciéndola a tal grado como punto en que no le pide permiso alguno abalanzándosele de frente al follarsela en que se le puede escuchar los jadeos y gemidos que lo carcome en la expresión como en la mismísima mirada de su queridísimo esposo viendo estás escenas por el circuito cerrado de vigilancia que tiene por todos los meros rincones de su casa hoy día espiando lo que hace Yessenia antes de salir hacia la universidad donde labora actualmente como administrativa.

Agarrándose con firmeza y seguridad del mostrador de la cocina entre el fregador y el mismo dobladita en ángulo horizontal al tenerlo atrás cogiéndola a pedir de boca con todas las manos evidenciadas e involucrándolo hasta culpándolo alrededor y sobre sus muslos, nalgas, piernas, vientre y hurgándole la vagina que con los ojos cerrados y la boca abierta en pleno hasta controversiales gritos de jadeos como gemidos disfrutando la montada y la cabalgata como la bombeada que le está aplicando igualmente propinándole con todas las fuerzas y ganas rudas el hombre a Yessenia que le inventaba vainas a su queridísimo esposo que no sentía ni le gustaba que le hicieran por ahí aduciendo solamente que sirve para hacer pupú y nada más con la suma franqueza de la mismísima Yessenia. Sentadita en una entrepierna al tenerle los senos puntiagudos y voluminosos hasta fructíferos como jugosos recién cosechados hasta bajados de las ramas de los árboles frutales sus preciosos como sabrosos hasta riquísimos melones en que se lo lame y besa hasta se los muerde suavecito como superficialmente en las zonas de sus tetas como pezones finalmente le da su leche rica al masturbarlo con una mano para que termine de expulsar como botar la paja y el polvo por resultados finales de las venidas de este hombre haciéndole el sexo a la mismísima Yessenia. Corriendo para orinar y ducharse también captados por el circuito cerrado instalado y funcionando en el cuarto de baño, secándose y vistiéndose ambos en la recamara al peinarse sus cabellos y se retoca el maquillaje como peinado la mismísima Yessenia en que toma su cartera al hombro llevando su saco en su brazo con su móvil cerrando la puerta y la reja de su casa al irse hacia la universidad a trabajar siendo ya las 10 y 45 de la mañana la ignorante como despistada Yessenia que no está enterada para nada que es espiada igualmente vigilada como seguido los pasos cuándo está solita en casa las mañanas en ausencia de su queridísimo esposo que está trabajando de sus infidelidades como actos cochinos que presencia este por la mini cámara instalada en toda su casa no sospecha nada hasta la fecha de hoy la misma Yessenia…………………………………………
Datos del Relato
  • Autor: Relator
  • Código: 25235
  • Fecha: 05-02-2012
  • Categoría: Infidelidad
  • Media: 3.7
  • Votos: 23
  • Envios: 0
  • Lecturas: 2037
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 11.554
»Autores Activos: 502
»Total Comentarios: 7.609
»Total Votos: 493.252
»Total Envios 22.063
»Total Lecturas 17.224.232

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos