Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Gays

mi desvirgue anal, con mi vecino, parte 2

de nuevo aquí, para seguirles contado el relato de mi desvirgue anal, les recuerdo que mi vecino el del fondo del patio, me dio una grata sorpresa cuando lo pille dándole una poderosa cogida al vecinito que para ese momento jamas pensé, era marico.les comento que desde ese momento no salia de mi mente la imagen de esa tarde, viendo como lo emburraban poderosamente por el culo con tan colosal guevo, esa noche en mi habitación me masturbe con una exitacion tan loca, que deseaba meterme algo en el culo que me calmara el furor anal, producido por la visión de ese magnifico guevo, me dije a mi mismo- como deseo tener ese guevo en el culo hasta las bolas, como deseo que el vecino me desvirgue- pero al mismo tiempo pensaba en el dolor que podría causarme monstruoso pollon en mi culo, yo que apenas había dilatado mi culo con mis dedos y con la canilla del lavado de mi madre.

recuerdo que la calentura era tanta, que me pare y sigilosamente fui a la cocina habrí la nevera y busque un pepino, lo lleve al baño y lo lave en el lavamanos, estaba muy frió y lo deje un rato bajo el chorro del agua, luego me lo lleve al cuarto, allí me quite el pijama y busque el pote de crema hidratante, me acosté boca arriba unte mi culo, luego el pepino y poco a poco trate de meterlo en mi culo, la cosa no estaba resultando nada bien, porque el pepino a pesar del agua con la que lo lave, seguía demasiado frió y eso produjo que el ojete de mi culo se cerrara en vez de dilatarse, me sentí molesto y frustrado al mismo tiempo y lo mas arrecho era, que la calentura no se me quitaba.

recuerdo que me puse a pensar y a mirar en todo el cuarto que cosa podría meterme en el culo, de un tamaño regular que me permitiera dilatarlo y ver como se sentía tener algo mas grande el mis entrañas,de repente mire al copete de mi cama y lo que vi me produjo una sensacion tan divina y loca que no me lo pensé 2 veces. resulta que los copetes de mi cama eran de un diseño colonial, y ambos copetes el de la cabecera y el de los pies terminaban en cuatro puntas moldeadas en torno como de unos 15 centímetros de largo y de un espesor como de 4,5cm en la cabeza redonda, escogí el de los pies por que podría tratar de penetrarme solo con sentarme sobre la punta del copete justo en el ojete del culo y apoyado sobre mis pies, así de simple, lubrique con abundante crema la punta y el tallo del copete, me puse mucha crema en el culo y comencé a meterme los dedos uno a uno en el culo luego 2 los cuales deje un buen rato rotando y penetrando antes de probar con 3, para cuando metí el tercero ya mi culo estaba suficientemente dilatado que fue muy suave la penetración de los tres dedos.

luego de un rato de meter y sacar mis dedos me decidí meterme en el culo el copete, me puse de espaldas a la cama y coloque la punta redonda en mi ojete del culo y empecé muy suavemente a bajar y penetrar mi culo, al principio la cosa fue facil pero al llegar al esfínter anal comense a sentir un pequeño dolor en el ojete era un dolor agudo, que solo quien a sido penetrado podría sentirlo, me relaje, ejercí precion y comencé a hacerme la paja, eso surtió un buen efecto porque permitio que poco a poco mi culo se dilatara mas a cada instante y en un ultimo esfuerzo mi culo se trago la punta del copete, no sin un pequeño dolor agudo, pero que al quedarme sin moverme fue cediendo, al desaparecer el dolor, comense a hacerme la paja y a baja y subir poco a poco sin meterme toda la punta de copete, pero seguí bajando y subiendo, de repente penetre mas y la leche comenzo a salirse sola de mi guevo, era increíble, en ese tiempo no sabia mucho de la prostata y del placer que produce la estimulacion prostatica, fue tan rico el placer que no me di cuenta que me había tragado los 15 centímetros del copete, en un momento mire abajo y vi que todo el copete estaba clavado en mi culo, comencé a bajar y a subir sobre ese palo que de repente se volvió tan rico y delicioso que a los 10 minutos mas o menos no aguante mas y acabe soltando un chorro de leche como jamas lo había soltado en mi vida, en ese momento solo tenia 16 años.

fue tan sublime y divino cuando acabe, que solo pensaba en lo rico que seria acabar con el guevo de mi vecino en el culo, y me dije a mi mismo- tengo que practicar mas, dilatarme bien el culo para poder soportar ese guevo, y solo tengo 2 días mas, antes de que el vecino, desee coger un culo de marico-.

hasta aquí les llega la segunda parte de mi relato, espero que les haya gustado y los espero en la tercera parte , la cual esta mas candente y sabrosa.
Datos del Relato
  • Autor: libras06
  • Código: 22090
  • Fecha: 02-01-2010
  • Categoría: Gays
  • Media: 3.18
  • Votos: 39
  • Envios: 0
  • Lecturas: 3161
  • Valoración:
  •  
Comentarios
1 comentarios. Página 1 de 1
ZAHIRA
invitado-ZAHIRA 16-02-2011 00:00:00

Es este relato voy a ser muy breve ya que en primer relato de las técnicas de dilatación he sido, creo bastante explícita y además ahora después de leer este segundo relato, me reafirmo en lo que he escrito en la excelente técnica empleada por Libra06.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 12.567
»Autores Activos: 616
»Total Comentarios: 7.914
»Total Votos: 495.163
»Total Envios 22.081
»Total Lecturas 22.024.630
Últimas Búsquedas