Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Confesiones

EL y mis trece años

Cuando tenia 13 años murio mi buela, la verdad es que la queria mucho y me afecto. Mi abuela vivia en un pueblo lejos de nuestra ciudad asi que mis padres tuvieron que ir a toda prisa hacia alla. A mi me dejaron con unos amigos de mis padres.
Raquel era una amiga de mi madre desde la infancia eran mas que amigas eran como hermanas asi que no tuvieron incoveniente mis padres en dejarme con ellos, claro que yo los conocia habia pasado muchas horas con esos amigos d emis padres, ademas tenian una hija de diez años y nos llevabamos bastante bien, asi que me quede alli tres noches, hasta que mis papas enterrasen a mi abuela en el pueblo.
Raquel era enfermera y esas noches tenia que ir al trabajo asi que despues de prepararnos la cena se dispidio de su marido al que llamare EL sin mas nombres y nos beso a todos, a mi de forma especial como para consolarme por la perdida de mi abuela, la verdad es que estaba como en casa entre esa familia.
Nos quedamos los tres solos y el empezo a mirarme con otros ojos yo me di cuenta, a mis trece años yo era una chica normal supongo, pelo corto negro, piel blanco y era alta y esbelta, tenia unos pechitos pequeños y un acdera estrecha, no tenia aun un cuerpo desarrollado del todo, pero la regla me habia venido hacia un años, fui mujer a los doce.
estabamos sentados alrededor de la mesa y el me miraba con unamirada intensa y penetrante como estudiandome centimetro a centimetro, yo tenia una blusa de dormir de tirantes como en casa, y debajo solo mis braguitas y unos sugetadores elasticos, nose por que cerre las piernas instintivamente al notar los ojos de el clavados en mi cuerpo.
Miramos la TV y nos fuimos a la cama, yo compartia cuarto con su hija de diez años. Estaba ya dormida cuando note una leve sacudida en mi cuerpo, era el que me llamabab, su hija dormia profundamente, me cogio de la mano y me saco de la habitacion.
Estaras mas comoda en mi cama, me dijo y me llevo a su habitacion, no supe decir que no, la verdad es que estaba medio dormida y no supe decir nada, medio arrastrada por el corredor entre en su habitacion. La cama de matrimonio grande estaba alli me parecio una cama enorme para mi sola.
Me tumbe en un lado de la cama y me encogi sobre mi misma tenia miedo sabia que el intentaria algo conmigo pero ¿que podia hacer? no lo se, a los trece años es dificil pensar como un adulto supongo.
El se metio en la cama enseguida nota su mano acariciando mis piernas de arriba abjo, yo cerre los ojos en ese momento estaba temblando de miedo, lo veia como alguien mayor no como a un amante. Sus manos siguieron tocandome con suavidad hasta que me agarro por la cintura y me dio la vuelta, quede mirando al techo, el me metio la mano entre mis piernas que intente cerrar, el me susurro aloido lo bonita que yo era y que no me haria daño que ya era una mujer y no unaniña y que el me haria una mujer del todo que despues todo seria diferente para mi y mas cosas que ni recuerdo.
Sus dedos acariciaban mis braguitas, hundia sus dedos en mi intimidad y los movia suavemente, aquello me estaba gustando, a decir verdad sus caricia me empezaron a dominar.
En un instante me beso en los labios, su aliento caliente me beso en la cara y en los labios yo no le devolvia los besos pero tampoco me oponia a ellos, el me empezo a lamer el cuello y yo empeze a ceder, mis piernas se fueron abriendo a cada caricia que el daba en mi sexo de niña por encima de mis braguitas.
El me subio la camisa de dormir y me la quito, despues me quito el sugetador, yo me sentia desnuda y mas indefensa ante el pero sus caricias me gustaban, no supe oponerme y me deje llevar.
El me deslizo las braguitas y me quede desnuda bajo las sabanas junto a el, el estaba desnudo del todo, lo estaba desde el principio pero yo me di cuenta al notar su cuerpo cuando me abrazo, su pene duro se restregaba en mis piernas, lo sentia duro y caliente como un hierro que quiere fundirse con un cuerpo.
Ahora empezo a tocarme de veras, ya sin braguitas sus dedos eran llibres para invadir mi intimidad, los notaba resbalar en mi cuerpo alli donde tenemos mas sensibilidad que en ningun otro sitio, los metia con suavidad deparando mis labios y me acariciaba el clitoris dandome caricias circulares que hacian que yo respirase con dificultad y empezase a jadear, estaba humeda y me sentia ardiendo por dentro, senti verguenza.
El se acerco a mi sexo y me lo beso, su lengua se paseo por mis labios vaginales y me dio un beso en la vagina que me estremecio, ahora yo tenia la spiernas abiertas del todo si el hubiera querido ponerse encima de mi me hubiera penetrado sin yo decir nada ni oponer resistencia.
En vez de eso, me cogio de la cabeza con delicadeza y me puso su pene en los labios, "chupala" me dijo. Empeze con asco a chuparle el pene, el se estremcia, yo nunca habia chupado un pene la verdad es que nunca habia tocado uno.
Le chupaba el pene como podia mientras el me cogia de la cabeza y trataba de metermelo mas en la boca, yo me oponia cerrando los labios con fuerza cosa que a el le exitaba mas pues jadeaba cada vez que yo le pillaba con fuerza su pene en mi boca.
Tenia un sabor raro y salado en la boca, me vinieron dos arcada pero su olor me exitaba la verdad, el olor de aquel pene me gustaba y su sabor tambien, quizas el asco que sentia era que el en sus embestidas me daba fuerte con el pene en la gasganta y eso me hacia sentir ascos.
Dandome asi cada vez mas fuerte el se estremcio y se corrio, la bocanada me pillo por sorpresa y trague su semen, despues me separe con fuerza y escipi el resto, el me abrazo y acabo tocandose fuertemente mientras su pene escupia unos ultimos latigazos en mi vientre.
El estaba sudando y me beso la frente, yo sudaba y temblaba.
Volvio a darme un beso en los labios y me beso los pechitos, al principio no sentia nada pero al rato me gustaban sus besos, al empezar a lamerme los pezones pequeños con fuerza me fui dando a el de nuevo, el lo noto y cambio su cara de mis pechos a mi sexo, otra vez me lamia y me besaba mi vagina, me tenia exitada del todo de nuevo.
El miedo iva desapareciendo para dar paso al placer, Se se incorporo y me abrazo, mientras me acaciaba mi coño, su dedo entro en mi vagina y yo me estremci, me hizo daño.
Con su pene me fue dando en mis labios vaginales, mi vagina estaba bierta y exitada su pene empezo a entrar en mi vagina, lo note como parte del todo mas absoluto, parecia que en mi vagina no cabiera nada mas, apreto y grite, estaba asustada y muy nerviosa, me gustaba es cierto pero era virgen y todos los miedos me vinieron de golpe a la cabeza, el intento ponerla toda dentro otra vez pero yo volvi a girtar bastante fuerte y el dio marcha atras de nuevo.
Me beso en los labios, yo cerre los ojos y le suplique que ya bastaba, el me consolo y se agarro el pene con la mano haciendoselo frotanr en mi vagina con fuerza hasta que se vino d enuevo, note su semen caliente en mi vagina por fuera y me escocia la vagina bastante.
Me beso otra vez y me devolvio al cuarto con su hija.
Al otro dia estaba escocida me llamaron mis padres pero no dije nada, en casa de los amigos el dia fue normal no me hicieron ir al cole al decir yo que me encontraba mal, el se comporto normal como si nada, pero al llegar la noche d enuevo volviamos a estar solos, me entere que el tercer dia Raquel libraba asi que esa noche era la ultima que yo pasaria a solas con el.
Yo no dormia, cuando su hija se durmio el vino a buscarme, se inclino sobre mi y me susurro al oido "solo si tu quieres, si vienes te espero".
Nose por que pero fui, bueno si lo se, queria saber y la noche anterior me habia despertado en lo ma shodo de mi un deseo de hombre que no podria ya alimentarse salvo con un hombre.
Fui a su lado, el me abrazo enseguida y me beso los labios, yo me desnude el ya lo estaba.
Relajate y dejate hacer, me dijo, me empezo a lamer los pezoncitos y a dar besos por todo el cuerpo hasta bajar a mi sexo, cosa que yo deseaba pero tardo en llegar a el, me manoseo y me toco por todas partes antes de meter su cabeza entre mis piernas y meter su lengua en mi vagina, yo estaba ya jemiendo de placer y jadeando cuando estaba llegando al orgasmo el paro y se puso mis piernas en sus hombros, mi sexo quedaba abierto para el y hacia arriba, el se agarro el pene y me metio su bola en mi interior entonces apreto con fuerza y la metio toda.
Me senti morir un desgarro en lo ma sintimo me partio de dolor pero casi no grite no tenia tiempo sus embestidas me mataban de placer, me estuvo dando fuerte y me corri enseguida el siguio dandome una cuantas embestidas y se retiro de golpe, su chorro caliente me golpeo la cara y se me metio en los ojos, tenia su semen en todo mi cuerpo, en la cara en el pecho, en el vientre.
Jadeantes los dos el me beso en la boca y me pregunto si estaba bien, desde luego me sentia rota pero estaba como nunca, estaba satisfecha de mi misma ¿asi que eso era follar o hacer el amor como dicen? pues es delicioso pense para mi.
No sangre y nose por que por que su pene era grande un pene adulto pero supongo que al estar muy preparada no hubo desgarros importantes, la cosa es que no sangre pero me sentia muy sensible en mi sexo y me dolia un poco.
El me puso un brazo por encima y me dijo que podiamos seguir haciendolo otra vez, le dije que me dolia bastante, el me pidio que me la llevase ami boca y le confese que no me habia gustado, en vez de eso me dijo que solo la lamiera.
asi le agarre el pene y lo lami hasta que se puso de nuevo muy duro el me propuso que lo podiamos intentar por mi ano pero me parecio una cosa muy dolorosa, la cosa fue que el me convencio y asi me puso de espaldas a el como una perrita y me empezo a meter su punto en mi ano, cuando tenia dentro de mi ano su punta grite de dolor eran mil alfileres clavandose en mi, el lo comprendio y dejo su punta dentro mientras se balanceaba una y otra vez, asi estuvimos un rato largo hasta que el se corrio en mi ano.
Me fui al otro dia, mis padres adelantaron el viaje, y alli perdi mi virginidad, nunca lo he contado a nadie todo esto pero fue una cosa que me marco de por vida el sexo me gusta y El me lo enseño casi todo con trece años.
Datos del Relato
  • Autor: Mary
  • Código: 21598
  • Fecha: 23-09-2009
  • Categoría: Confesiones
  • Media: 5.52
  • Votos: 33
  • Envios: 2
  • Lecturas: 1543
  • Valoración:
  •  
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 12.860
»Autores Activos: 624
»Total Comentarios: 7.938
»Total Votos: 495.586
»Total Envios 22.099
»Total Lecturas 22.990.682