Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Relato
Ordenar por:
Mas reciente
Menos reciente
Título
Categoría:
Relato
Categoría: Infidelidad

LA MUJER DE MI SOBRINO FRANCISCO

Hola me llamo Juan SOHAIL, tengo 50 años, soy Español y mi hermana mayor, casada con un chileno, marcho para aquel Pais Americano por necesidades de trabajo de su marido; vivian en Chile ya unos quince años y solo venia a España en vacaciones por una semana o dos, por lo que el unico hijo de ellos, Francisco cuando marchó de España tenia unos quince años y actualmente deberia tener los treinta; el úítimo año que estuvo en España de visita con sus padres fue en el 2.007 y nos anunció que tenia una novia muy guapa con la iba a contraer matrimonio dentro de unos meses, nos mostró algunas fotos de ella y la verdad que era bonita, una hermosa chica Mexicana a la que cualquier hombre se sentiría muy complacido de conocer, terminadas las vaciones volvieron a Chile con mi promesa de ir una de mis vaciones a visitarlos.
Mi profesión en los últimos diez años ha sido la de promotor de viviendas, lo que me ha dado libertad y prosperidad económica para hacer cualquier tipo de vacaciones, la última casa de pisos ya estaba construida ya entregada y me quise dar unas largas vacaciones para compesarme de los tres últimos años dedicado a los problemas de esta edificación, que no habían sido pocos, pero que ya todo solucionado me creía en la necesidad de tomarme un periodo de descanso.
Quería marchar a conocer América, sobre todo las naciones de habla española y como es lógico a mi familia en Chile, fue este el primer País visitado y cuando llegué al gran aeropuerto chileno, me llevé una grata sorpresa, me esperaba mi sobrino Francisco con su flamante esposa Susana, cuando vi personalemnte a quella hembra no puedo ocultar la gran impresión que me causó la chaparrita, en las fotografías que mi sobrino me mostró en España no se apreciaba su culo tan paradito y sus tetas tan perfectas, aquellos ojos tan acaramelados y su boca senxual con aquellos labios carnosos, su figura me impresionó, pues sin ser una mujer muy alta, su estatura estaba bien pero me impactó su cuerpo y su cara de angel picaro y travieso. Despues de las presentaciones nos marchamos en su carro y fuimos directamente a su casa, pues aunque yo queria ir a un hotel, ellos no lo consintieron, ya que vivian en una casa con varias salas y habiraciones a las afuera de la ciudad, se habían casado hacía un año y aun no tenian familia, por lo que la casa era demasiado grande para ellos solos, asi que me quedé con ellos.
Susana tenía una virtud aun por mi desconocida, que era su simpatia, sobre todo lo cariñosa que se mostró desde el primer momento conmigo, siempre me besaba para saludarme y muy pronto entre nosotros se creo una gran amistad y confianza, aun sin saberlo una gran atracción, pues Francisco marchaba a las ocho de la mañana a su trabajo y volvia sobre las nueves de la noche, por lo que estabamos todo el día solos y juntos, nos bañabamos en la piscina, charlabamos de muchos temas, incluso de sexo, paseabamos casi todos los días, menos los fine de semanas que los tres nos dedicabamos a viajar para por las poblaciones cercanas con el fin de mostrarme el País y visitar a nuestros familiares.
Mi sobrino Francisco se había marchado a su trabajo y yo aun estaba en la cama aunque despierto, escuchaba a Susana en sus tarea de limpieza y sus cantinelas me resultaban deliciosas como el trinar de los pajarillos que venían a saludarte a primeras hora de la mañana; aquel día cuando me levanté me tropecé con Susana de una forma explendida, vestía un pequeño short muy cortito, mas parecido a unas bragas, por su tamaño, pero seguía atraido por aquella boca carnosa y grande que me había enloquesido desde el primer momento, me imaginaba mi polla en aquella boca y me había masturbado ya en varias ocasiones con aquellos pensamientos.; aquel día cuando la saludé le dí un beso sujetandola por los hombros y la retuve mirándola a los ojos porque mi atración por aquella mujer era superior al pensamiento de que era la esposa de mi sobrino, al verla allí limpiando me penssé mas que era mi chacha de la limpieza, y cuando la tenía sujeta por sus hombros sin pensarlo mas la besé suavemente en los labios, snetí una excitación tremenda, pues ella me respondió al beso y todo esto me hizo olvidarme de todo lo que era Susana y la apreté contra mi pecho ella no dijo nada y se acorrucó contra mi aceptando mis caricias, lo que me hizo pensar que tambien ella deseaba como yo todo aquello, la bese en el cuello y sus gemidos pusieron mi pene erecto, que ella sentia en su vientre clavado, intentó retirarse y yo la volví a besar en la boca, esta vez mi lengua busco la suya con la que entabló una pequeña lucha de salivas y frenesis, yo sentía sus pechos clavado en mi como piedras mis manos apretaban sus gluteos y mi polla estaba parada y hacia presión buscando la entrepierna de Susana donde meterse en aquella cuevita ta presiosa que imaginaba había debajo del pequeño short, aun no estaba seguro si Susana iba aceptar aquella situación, pues aunque parecia que le agradaba e inccluso lo deseaba, el ponerle cuernos a su marido, que era mi sobrino, podía ser algo mas duro, por lo que puse en practica un sistema que en otras ocasiones me habia dado grandes resultados, el juego del señorito con la chacha. por lo que me dirigí a ella en un tono autoritario:
" Susana estoy muy disgustado con vos, la limpieza no es de mi agrado, os entretenéis con cualquier cosa y la limpieza no es la mas perfecta, ella me miro sorprendida, pero al ver mi cara sonriente y por el tono de los reprooches, parace que adivino que era parte de un juego y empezó, al parecer complacida a compartir el mismo, y me contestó; señor lo siento pero cuando esta mañana lo vi en su cama dormidito me entraron unos pensamientos muy atrevidos, pues el señor es tan guapo y atractivo que cuando lo vi sentí dentro de mi algo nuevo, que era como electricidad y que hacía que mi cuerpo se retorciera con unas sensaciones nunca sentidas anteriormente, lo la cocgí por su sintura y atrayendola a mi pecho la besé en un largo beso con lengua que ella correspondió plenamente, su lengua jugaba con la mia mientras yo sentia que me polla saltaba dentro de mi ligero pijama intentando romper aquel bonito short de lunares que separaba su coño de mi polla, sin darle tiempo a protestar, la subí sobre mi y la lleve en brazos has la cama de mi dormitorio, alli la puse muy delicadamente sobre la cama y caí sobre ella comiendomela a besos por todo su cuerepo, como para no darle tiempo a decir nada, solo oía su gemidos, que me servian de aceptación y al mismo tiempo aceleraban mi excitación, desaté con mis manos su sujetador y saltaron aquellos pechos perfectos de mediano tamaño pero guapos, duros como piedras, con unos pezones erectos y duros que se me clavaban en el pecho como detonadores de mi erección, mi polla estaba que iba a explotar, parecía obsesionada con buscar su coño, que solo en mis pensamiento había imaginado, cuando desabroché los dos botones de su cintura y deje caer los dichosos short al suelo, me enccontré con una visión celestial, sus braguitas eran pequeñitas y transparentes y a través de ellas se divisaba una enorme peluquera que tapaban aquellos labios gordos y sobresalientes, puse mi mano sobre ellos y note su humedad, lo que me hizo confirmar que la excitación no era solo mia, sino que Susana tambien me deseaba y que al igual que yo nuestro destino nos iba deparar unos de los momentos mas felices de nuestra existencia, mi mano empezó a tocar sus labios vaginales y ella se retorcia de placer, su manos empezaron a quitarme la chaqueta del pijama y yo hice caer el resto quedando enteramente desnudo sobre ella, que cogió mi polla acariciandola, se relamia la boca por lo que imagine que deseaba mamarmela, me senté en la cama y quite sus braguitas y quedé deslumbrado cuando vi aquel chocho maravilloso al natural, no pude reprimir el deseo de bajar y saludárlo con beso en sus labios, que Susana al sentilo dio un salto que la hizo sorojar, yo caricié su cara diciendola muy dulcemente, tranquila cariño vamos a disfrutar, a partir de acá todo lo que te haga y diga, es solo para que tu disfrutes de experiencias nuevas, asi que si algo no te gusta me lo dices para cambiar. En aquel momento viendo su aceptación y complicidad le di un pequeño cachete en su nalga diciéndole como enfadado, " so guarra te he dicho que antes de follarte deseo chuparte la almeja, asi que abreme este delicioso manjar que tienes entre tus piernas, ella un poco sorprendida abrió sus pierna y yo metí mi cabeza entre sus muslos deliciosos, al buscar su coñito mi postura hizo que mi polla quedara a la altura de su cara, que aunque no veía, me figuro que sería la de una puta viciosa, pues de un solo tirón la engulló, metiéndosela toda dentro de su boca, yo sentí que la polla en aquel momento estaba como nuca recordaba, pues la sentia enorme, como explosiva y al mismo tiempo yo me sentía muy feliz y empezé a buscar con mi lengua su clitoris y fue en el momento que lo rocé cuando Susana dió un grito que me hizo preguntarle si le ocurria algo, ella me contestó, sigue macho mio que soy toda tuya, soy tu perra rabiosa, tu puta viciosa, la que te va a follar como nadie lo haya hecho en tu vida.
Mi lengua seguía dentro de su rajita y su clitoris saltaba entre mi lengua y los chupetones que le daba con mi boca, me lo hubiera comido, de rico y sabroso que me parecía, mientras notaba como ella disfrutaba con todo mi pollón en su boca, esa boca de labios carnoso y su lengua relamiando la cabeza y tronco de la polla para terminar enguyendo todo el cipote, Susana empezó a moverse con mas velocidad y su cuerpo se retorcia, pensé que iba a tener su primer orgasmo y asi fue, sentí aquella fuente maravillosa que me caía por toda la boca y cara, cosa que aceleró mis sacudidas en su boca y descargué toda mi leche, que ella recibio casi con avaricia, pues la bebió toda y relamia mi polla y los huevos, buscando tragarse hasta la última gota de mi semen.
No echamos sobre la cama y le dije lo feliz que me había hecho mi cabeza estaba recostada en su pecho y de vez en cuando le besaba sus pezones que estaban duros como piedras, ella me besaba y me decia que nunca en el año de casada que llevaba habia sentido tato placer, yo le dije, si cariño hemos disfrutado mucho aumentado por el efecto de lo prohibido, lo que lo hacía mas placentero, pero que aun no habiamos terminado, Cogiéndola de la mano nos fuimos a al jardin, donde estaba la piscina y cogidos de la mano, dimos un pequeño salto y caímos en la piscina, nuestros cuerpos empezaron a juguetear con el agua y terminamos en la pequeña escalera de entrada que había de manposteria, en la parte mas baja de ella, allí la sujeté en los escalones por la cintura y empecé a besar sus pecho, mordia con cariño sus pezones y ella se sentia una diosa, besaba su cuello, su boca, su pelo, su vientre y mis manos no dejaban de rebuscar por su vajina, sus grande labios y su clitoris que volvia a estar fuera recibiendo caricias, mi polla volvía a estar nuevamente erecta y la subí un par de escalones mas arriba para evitar estar dentro del agua, me la senté encima mia colocándola mirando hacía mi, su coño ya estaba suficientemente humedo y excitado para recibir mi polla, que Susana buscaba y deseaba como una loca, la coloqué en la puerta de su rajita, pues mi polla es grande y gorda y su rajita pequeñita, aunque ya estaba dilatada y super humedecida, introduje la cabeza de mi polla en su coño y sentir su calor fue algo sublime, ella meneo sus caderas con ansia de mas penetración, fui metiendo polla poco a poco y Susana gemía y gritaba y yo le gritaba, chilla so puta, goza con tu tito que te va a follar todos los días y te hara morir de placer, Susana saltaba encima mio y sus vaivenes hacia que mi polla estallara, su gritos y los mios parecia de locos y tuvimos los dos un orgasmo al mismo tiempo tan maravilloso que estuvimos a punto de caernos a la piscina, nos quedamos abrazados durante un gran rato disfrutando de aquella maravilla.
Nos quedamos los dos estaciados en el borde de la piscina y Susana estaba casi dormida, la levanté en mis brazos y la deposité en una tumbona, besandola en su linda boca, la tapé con una toalla para que no sintiera frio y le dije en su oído, descansa preciosa que tu tito te va preparar un manjar que que su niña reponga fuerzas para los siguientes días.

Bueno mis vacaciones en Chile duraron seis semanas mas, con recorridos por Argentina, Bolivia y Brasil, espero que os contaré todo lo sucedido, iguaal que espero me escribaís comentando el relato o los otros que estan publicados anteriormente, si mi faltan vuestras opiniones baja mi entuciasmo para escribir, gracias de antemano, os espero.
Datos del Relato
  • Categoría: Infidelidad
  • Media: 5.53
  • Votos: 62
  • Envios: 1
  • Lecturas: 2349
  • Valoración:
  •  
Comentarios
1 comentarios. Página 1 de 1
alexander lara
invitado-alexander lara 19-04-2009 00:00:00

tio vuestro relato es bueno pero quisoera saber donde estan los demas

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Relatos: 12.418
»Autores Activos: 579
»Total Comentarios: 7.808
»Total Votos: 494.433
»Total Envios 22.069
»Total Lecturas 20.403.446

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos